Bienvenido a mi blog

Bienvenido a mi blog.

Un espacio para compartir contigo, lector, mis relatos, poemas y reflexiones

Contacto: BailarinaBrida@gmail.com


Foto

Foto
Susan Pfferr

domingo, 22 de diciembre de 2013

Astrología, el lenguaje del Universo



(Si deseas escuchar la melodía haz clic en Holst Neptune from "the Planets Suite")




La Astrología soporta el peso de una gran paradoja,  es la gran conocida gracias a las publicaciones del horóscopo en la prensa y,  la gran desconocida en el sentido de que la mayoría de las personas ignoran su verdadera dimensión y alcance como instrumento de autoconocimiento.
Siempre he aspirado a alcanzar el aforismo griego "Conócete a ti mismo", porque comprenderse a uno mismo, de alguna manera, es comprender a los demás.

Todas las personas saben su signo Solar  -comúnmente llamado horóscopo-, pero son minoría quienes tienen su Carta Astral, para cuyo cálculo son necesarios además del día y el mes, el año, la hora exacta y el lugar de nacimiento y, cuya interpretación sólo puede hacerla un Astrólogo experto.
Como suele suceder, a mayor número de datos mayor precisión en los resultados.

A lo largo de mi vida, he escuchado muchos comentarios detractores sobre la Astrología, siempre provenientes de personas que desconocían su Carta Astral, pero jamás de aquellos que conocían en profundidad la suya.

Considero mi Carta Astral  como el libro de instrucciones de mi Vida, en el sentido de que me ha permitido observar mis pautas psicológicas, es decir mi paisaje interno, mi manera de percibir el mundo y, también, mis defectos más ocultos así como mis potencialidades y como diría Heráclito, el carácter de un hombre es su destino.

Y, hablando de destinos, mi pasión por la Astrología y una conversación con mi mejor amiga de la infancia, me han brindado la oportunidad de elaborar las predicciones Astrológicas 2014 para la Revista Glamour, a las que he entregado todo mi saber astrológico y muchísimo cariño.
 
Te invito a leerlas, puedes acceder a ellas haciendo clic en HORÓSCOPO: Así será tu año Celebrity

Deseo expresar mi agradecimiento a todo el Equipo de la Revista Glamour, en especial a Alicia Parro y Laura Longo. Ha sido un lujo y un placer colaborar con ellas.
Sé que crean Glamour porque tienen Glamour.

 
¡Feliz Navidad!
Con mis mejores deseos para 2014,
Susan Pfferr

 

domingo, 17 de noviembre de 2013

"El Subconsciente, aliado o enemigo: tú decides" por Susan Pfferr


Dedico este relato a todas las personas que sueñan con un mundo mejor.
 

El Subconsciente, aliado o enemigo: tú decides por Susan Pfferr

Haz click aquí si deseas disfrutar de la melodía que he escuchado mientras escribía. 

“Las palabras, ya sean habladas o escritas, no parecen jugar ningún papel en el mecanismo de formación de mis pensamientos. El lenguaje que parece prevalecer en la articulación de pensamientos son ciertos símbolos e imágenes que pueden ser reproducidas y combinadas a voluntad”. Albert Einstein.
 
“Apagó el televisor con  gesto crispado.

La última imagen de la pantalla se resistía a desaparecer de su mente. Otro caso de violencia de género y cientos de personas manifestándose en las calles, a modo de indignada protesta, portando unas pancartas en las que se podía leer “No a la violencia de género”. Excelente protesta, si no fuera porque estaba expresada de forma incorrecta, hasta el punto de que atentaba contra lo que manifestaba”.

Siempre sucedía lo mismo, daba igual el leitmotiv, las mejores intenciones formuladas de la peor manera posible: “No a la violencia de género”, “No a la guerra”, “No al maltrato animal”, No, No, No… Violencia, guerra, maltrato...

Necesitaba relajarse, se recostó en el sillón de cuero y cerró los ojos.  Su gata, intuyendo su malestar, se acomodó en su regazo emitiendo un sonoro ronroneo que expresaba su apoyo incondicional.

Recordó a su maestro, la persona que le había iniciado en los misterios de la mente.

Recordó su imagen, recordó sus sabias palabras, que ella absorbía y asimilaba con rapidez; a continuación, llegaban los largos días de práctica, algo tan sencillo y tan complicado a la vez: el control de los pensamientos.

Llovía. El sonido de la lluvia se transformó en la cadencia de su voz, cuando le explicaba que la mente traduce las palabras en imágenes. “Si te hablo de un cielo azul y luminoso, tu mente imaginará un cielo azul y luminoso. Si te digo que no hay nubes blancas, tu mente imaginará nubes blancas, a pesar de que te he dicho que no hay nubes blancas.  Después, entra en acción el subconsciente absorbiendo esas imágenes y poniéndose a trabajar para que se hagan realidad. Por eso nos convertimos en lo que pensamos. Debes tener sumo cuidado al expresar tus deseos y utilizar las palabras de la forma correcta para que produzcan las imágenes que deseas materializar. Cuando expresas intenciones anteponiendo la palabra “no”, tu mente creará la imagen de lo que deseas negar. Esa es la paradoja del “No”. Si dices no estoy triste, tu mente se concentrará en la tristeza, generará una imagen de ti sintiendo tristeza, y el subconsciente actuará para lograr que experimentes tristeza de verdad. Es muy sencillo, si quieres sentir alegría afirma “estoy alegre”. 
El Subconsciente puede ser tu aliado o tu enemigo: Tú decides”

De nuevo el sonido de la lluvia, de nuevo la última imagen de la pantalla y las palabras “No a la violencia de género” Cientos de personas generando en sus mentes imágenes de violencia de género, concentradas en la violencia, concentradas en lo que deseaban evitar y sus subconscientes absorbiendo esas órdenes.
Una peligrosa y negativa  sugestión colectiva.

¿Nadie lo sabía? Los organizadores de las manifestaciones, desconocían cómo utilizar el poder de las palabras. Algo tan sencillo y, a la vez, tan primordial. Bastaba con cambiar el texto “No al maltrato de género“ por “Sí al buen trato de género” para que esos cientos de personas generaran imágenes de buen trato y respeto.

Cambiar: “No a la violencia de género” por “Sí, al buen trato de género”
Cambiar: “No, a la guerra” por “Sí, a la Paz”
Cambiar: “No al maltrato animal” por “Sí, al buen trato a los animales”
Etc, etc, etc…
 
 
 
 
 
Poco a poco se fue serenando, transformando la sensación de impotencia por una energía más positiva.
Decidió que tenía que hacer algo para remediarlo. Y lo formuló de manera correcta, en presente y en afirmativo:
“Logro mostrar y difundir cómo expresar los deseos y las intenciones para convertir al subconsciente en  aliado”
Siempre en afirmativo, siempre en presente.”
 
 
Con mis mejores deseos,
Susan Pfferr

martes, 10 de septiembre de 2013

"A Brida, mi gata" por Susan Pfferr

Si deseas disfrutar de la melodía, de Gabriel Fauré, que escuché mientras escribía haz clic en
(Banda Sonora)


A Brida Pfferr,
mi gata
 
Brida Pfferr
 
 
Gata, la Elegancia se crece cuando te miro

diva y altanera, réplica de Bastet la Diosa

Eres la Reina del Presente,

con siete Vidas por Corona

Dulce o agresiva, activa o perezosa,

según capricho.

Jamás humilde, jamás sumisa,

siempre orgullosa

Maestra de Autoestima,

te lames con el mimo que sólo un gran amor

por ti misma explica

Caminas con el glamour de una danzarina,

siempre de puntillas, Brida Bailarina

Honras tu origen salvaje

jugando a ser pantera

y a ratos, compasiva,  finges estar domesticada

para que olvide que sólo a ti perteneces.

Mi gata, Brida.
 

video
 
Con mis mejores deseos,
Susan Pfferr

 

jueves, 1 de agosto de 2013

"El Camino de Santiago y la peregrina con pamela y gafas de sol de leopardo" por Susan Pfferr


En el año 2006 encontré las circunstancias propicias para hacer el Camino de Santiago con el único propósito de conectar con la Divinidad y lo conseguí.
Después, llegaron los milagros…

Tenía preparado este relato para publicarlo el 25 de julio, día de Santiago, como homenaje personal al Santo y al Camino.
Por supuesto no lo hice. He dejado pasar unos días para respetar el luto por las víctimas del trágico accidente ferroviario del pasado 24 de julio, que dejó al país desolado y doliente.
El dolor de los familiares y amigos en este momento, sólo el tiempo lo adormecerá, lo anestesiará;  poco pueden ayudar las palabras.
Pero existe un pensamiento que a mí me alivia con mis queridos seres que se fueron y es el que quiero compartir con ellos:
“Habrá un reencuentro” Amor Vincit Omnia

 
El Camino de Santiago y la peregrina con pamela y gafas de sol de leopardo
por Susan Pfferr


                                       
A  Estela,
Mi ahijada
Una Estrella del Camino
Con Alma Templaria.

“El genio, el poder y la magia existen en cada uno de nosotros” W. Goethe

Contempla la fotografía de una mujer.
Lleva pamela y unas gafas de sol de leopardo ocultan su mirada;  junto a ella se puede ver la puerta de Saint Pied de Port, uno de los puntos de partida del Camino de Santiago Francés.

Una plena sonrisa nostálgica le hace retornar al pasado con la nitidez del presente, en calidad de película proyectada en su mente.
La mujer de la pamela  tiene una apariencia juvenil pero, paradójicamente, siente en su alma el peso de la eternidad, como si hubiera presenciado la Creación del Universo; y así como su aspecto disimula su edad, su etérea figura oculta una fuerza interior de la que no es consciente.
La de la fotografía es ella hace unos años y, para su asombro, esa mujer es  diferente a la actual en su forma de percibir e interpretar el mundo. Y sabe que en parte se lo debe a su peregrinaje por el Camino de Santiago.
Desde entonces lleva en su corazón su magia, sus paisajes, las personas con quienes se cruzó y el asombro de lo Divino.
Su Camino, tal vez  fuera cuestionado por los puristas como irreverente por lo cómodo,  sobre cuatro ruedas propulsadas por un motor de quinientos caballos y noches de reposo en los hoteles más exclusivos que la localidad permitiera; pero, en su opinión, la espiritualidad es independiente del sacrificio, el cansancio y la austeridad; eso son cosas de clérigos, de espiritualidad mal entendida, porque el contacto con lo divino no es el resultado de un cuerpo agotado de caminar, sino producto de la fe y de una mente entrenada en el silencio.
Y prueba de ello fueron los milagros…
Salió de su ciudad una brillante mañana del mes de julio con la intuición de que alguien la esperaba en algún lugar del trayecto y la esperanza de contactar con la Divinidad a través de una Ruta bendecida por Estrellas.
Ella, es como una gota de agua en un vaso de aceite; es diferente,  los demás lo perciben, ella lo sabe; por eso lleva la soledad prendida en el alma; no es culpa de nadie; estaba escrito en los Planetas y en una mancha de nacimiento con el dibujo de la triple Diosa en la nuca.
Le acompaña otra mujer pero es irrelevante, también estaba escrito en los Astros; pertenece a otro mundo, al de los hipócritas que te dan diez besos y después te difaman a tus espaldas; así tenía que ser, alguien materialista que no pudiera ver más allá de sus ojos y que, aún siendo testigo, fuera ciega a lo extraordinario.
***
Lo primero que hizo al llegar a la Iglesia de Saint Pied de Port fue rogar para que su Camino fuera bendecido y consagrar su Athame en la pila de agua bendita, ante las miradas atónitas de los feligreses.
En Roncesvalles, enterró una Cruz en sus bosques, símbolo del sacrificio y del sufrimiento, invocando a la plenitud de la vida y a su belleza. Y entre aquellos árboles, rodeada por los cuatro elementos, su mirada se prendó de un brillante reflejo; al acercarse, comprobó que era un cristal de Cuarzo iluminado por el Sol. Lo tomó en su mano y unos latidos que parecían provenir de un corazón situado en su interior se fundieron con su piel; y en ese momento supo que había encontrado a su Guía del Camino.
Continuó el viaje, envuelta, durante un largo tramo de carretera, en una niebla que impedía ver más allá de un metro de distancia del vehículo y sintió a la Diosa, protectora, benevolente, sonriente. Y el temor se desvaneció llevándose la bruma y dejando el horizonte despejado. Y a partir de ese instante,  el mundo se convirtió en un escenario donde todos los Arcanos Mayores del Tarot desfilaron ante ella, tomando forma de personas o de sucesos.
Se desvió de la ruta para visitar el Templo de Nuestra Señora de Eunate, situado en los campos de Navarra.  Y se encontró ante una sorprendente nave pequeña de estilo románico delimitada por ocho muros irregulares  rodeada por una asombrosa arcada. A la entrada del Templo podía leerse una inscripción con las instrucciones para acceder al lugar que siguió escrupulosamente: se descalzó, recorrió el exterior de sus muros por tres veces y solicitó permiso para entrar a las esfinges de los pilares.  
Recibió con gratitud la soledad de sus muros y presenció el cambio de los adornos florales; una rosa blanca cayó ante sus pies, la recogió, la guardó entre las hojas de su cuaderno de viaje y acto seguido se situó en el centro bajo la cúpula y se arrodilló ante la Virgen rogándole que le ayudara a cumplir con su Destino y el resto de peticiones que recitaría en todas las Ermitas, Iglesias y Catedrales del Camino. Y la energía telúrica del lugar recorrió cada célula de su cuerpo con la suavidad e intensidad de una brisa, la fuerza de la gravedad se quedó dormida y ella levitó por unos instantes durante los que sintió una irresistible conexión con la Diosa.
 

Interior del Templo de Santa María de Eunate
 
Salió de allí envuelta en un aura de sacralidad y una frase -leída en sus muros- en la mente:
“Lo construyó el silencio”
A la salida, un hombre harapiento, con aspecto de Loco, le pidió una limosna y al recibirla le dijo: Bella dama, un Mago te encontrará, retornarás al Templo  y abrirás sus Cien Puertas.
Ella, permaneció contemplando al hombre alejarse, alucinada y compasiva, y el Cuarzo que halló en los bosques de Roncesvalles latió, hecho que se repetiría con cada suceso significativo.
***
En Puente la Reina, se sentó sobre una piedra para admirar la belleza del Puente románico; una peregrina, con un embarazo avanzado, se acomodó junto a ella y conversaron sobre el misterio de la creatividad y de la vida. Al despedirse le dijo: “Eres una mujer  interesante, me ha encantado charlar contigo. Aunque no lo sepas tú, también, estás embarazada de ideas y sueños” Y, a medida que se alejaba, su imagen se transformó en el Arcano de La Emperatriz. Y el Cuarzo latió con frenesí.
Y conforme avanzaba en su Camino y transitaba por ciudades, y Templos, los  Arcanos se fueron sucediendo de forma ordenada, dejándole mensajes extraños: 
-El Emperador: Pon tu poder y tu voluntad al servicio de la creatividad.
-El Papa: En tu interior se encuentra la Divinidad, búscala.
-Los Enamorados: Cuando te ames de verdad, el Amor aparecerá ante ti.
-El Carro: Domina tu yo para que tu personalidad pueda desarrollar tus dones y entregarlos al mundo.
-La Justicia: Asume la responsabilidad de lo que te sucede y deja de culpar a los demás.
-El Ermitaño: Es el momento de experimentar la espiritualidad de forma individual más allá de los dogmas y las religiones. Encuentra tu Verdad.
-La Rueda de la Fortuna: Las experiencias no superadas se repetirán en tu vida con insistencia. Sólo podrás liberarte de la Rueda cuando seas consciente de que lo que existe en tu mundo es reflejo de tu interior.
-El Ahorcado: Cuando llega el momento de renunciar hay que hacerlo; en ocasiones como un acto de amor y, en otras, para evolucionar.
-La Muerte: Acepta los cambios que te impone la vida y después reinvéntate.
-La Templanza: Has encontrado el equilibro entre tu mente consciente y tu inconsciente, a partir de ahora podrás usar tu Poder.
-El Diablo: Para avanzar tienes que liberarte de tus miedos.
-La Torre: El cambio es inminente, o destruyes todo lo caduco de tu interior, o el caos aparecerá en tu vida exterior.
 ***
Y continuaron los trayectos en coche, los recorridos y visitas de cada punto del Camino y de sus Templos, los rezos, las meditaciones, las conversaciones y encuentros transcendentes e intranscendentes, la tristeza, la alegría, día tras día.
 
 
 
La rutina del peregrinaje en algunos instantes se convertía en extraordinaria tras el contacto causal con personas que le ofrecían claves Arcanas, siempre  en momentos en los que se quedaban a solas;  en cuanto su acompañante reaparecía, las conversaciones volvían a ser de una normalidad sorprendente, como si el “juego” fuera únicamente con ella. Y el cuarzo emitía latidos cada vez más intensos, como un radar avisando de que se acercaba al núcleo de la comprensión.
Por las noches, antes de dormir, anotaba los mensajes y meditaba sobre ellos. Aún no era consciente de que estaba siendo observada y seguida desde Roncesvalles.
***
En la Catedral de Santo Domingo de la Calzada, el gallo no cantó, y ella pensó que sus peticiones no serían cumplidas; sin embargo no le importaba, algo había cambiado en su interior durante aquellos días: sentía un amor inagotable hacia todo lo que le rodeaba y el tiempo había dejado de existir. Estaba embelesada con el Alma del Camino: cruce de destinos,  espíritus,  dolor,  alegrías,  fe y milagros.
***




Castillo de los Templarios
 
En Ponferrada, admiró el Castillo de los Templarios sin darse cuenta de que un hombre la vigilaba. En la plaza de la ciudad, disfrutó del ambiente de una feria medieval;  se cruzó con una niña preciosa que, ese mismo día, cumplía dos años, y  le entregó una mirada de reconocimiento y una sonrisa de esperanza. Y el Arcano de la Estrella, con todos sus buenos augurios, brilló. Todavía tenía que transcurrir el tiempo y nacer un libro para que la pequeña y ella volvieran a encontrarse.
Y los Arcanos siguieron apareciendo disfrazados de personas y situaciones en este maravilloso Camino iniciático símbolo de la Vida.
-La Luna: Cuida tu subconsciente, él te habla a través de intuiciones, sueños y sincronismos y mantén siempre alerta al “Guardián de la Puerta” para protegerle.
-El Sol: Integra tu Sombra y descubrirás tu Verdad
-El Juicio: Todas tus experiencias, positivas y negativas se forman en tu mente. El mundo es una ilusión.
Sólo faltaban dos Arcanos –El Mago y El Mundo- y podía percibir en el ambiente la cercanía de Santiago de Compostela.
***
Llegó a O’cebreiro, una mañana sin Sol; era un poblado de origen celta donde el tiempo parecía haberse detenido  trasladándola a épocas remotas; y un Templo de sencillez encantadora la envolvió en los misterios de una Leyenda sobre el Grial.
Se arrodilló ante la Virgen, pidió perdón por los errores de su pasado y, ante el aspecto femenino de Dios y su Misericordia, sintió que renacía; de ese Templo salió una mujer diferente de la que entró,  preparada para aceptar su próximo encuentro con un hombre de rasgos nobles, y elevada estatura, que había sido avisado de su llegada y la observaba desde su entrada en la aldea, y quien, aprovechando un instante en que se quedó sola,  se aproximó a ella y exclamó: Ya has llegado. Te esperaba.
Y el Arcano El Mago -que profetizó El Loco a la salida de Eunate-  se superpuso a la figura del hombre que tenía delante, y ella entonces comprendió. Y la sensación con la que inició su Camino de que alguien la esperaba se sincronizó con la realidad, mientras el Cuarzo latía con más fuerza que nunca.
Y, de manera automática,  pronunció las palabras que tenía que decir sin saberlo:
“Amor Vincit  Omnia”
El hombre sonrió –era la contraseña-  y le rogó que le siguiera; se dirigieron hacia un BMW X6 de color negro, le abrió la puerta y tras cerrarla con suavidad, rodeó el coche y se sentó junto a ella.

La miró a los ojos fijamente durante unos instantes.
-Pertenezco a una Orden milenaria, que ha sobrevivido en la clandestinidad durante siglos, con la misión de dar Luz al mundo pero, desgraciadamente, es insuficiente; si el ser humano se sigue olvidando de su conexión con la Divinidad, más allá de las religiones organizadas, la falta de Valores acabará convirtiendo su llamada “civilización” en un infierno.
Ha llegado el momento de abrir las Cien Puertas del Templo de Nuestra Señora de Eunate.  Son necesarias dos personas de sexos opuestos. El Oráculo nos ha elegido a ti y a mí. Tendrá que llevarse a cabo la próxima Luna llena, es decir, mañana por la noche.
Ella permaneció en silencio, clavando sus pupilas en las del hombre y recordando las palabras del Loco.
La única manera de saber lo que tenía que hacer era escuchar su intuición, necesitaba eliminar los pensamientos de su mente y concentrarse en el plexo solar.
El hombre comprendió y esperó pacientemente a que ella diera su respuesta, aunque ya la sabía.
- Antes de tomar una decisión debo saber qué sucederá cuando se abran las Puertas y  advertirte de que no sé cómo hacerlo – pronunció las palabras con la gravedad y lentitud de quien reflexiona mientras habla.
- Sabrás, confía en ti y en mí– la mirada del hombre brillaba con la luz del triunfo-.
La apertura de las Puertas –continuó-  permitirá la encarnación voluntaria de los miembros de la Orden fallecidos; nacerán con el don de recordar los conocimientos adquiridos en su vida anterior a través de la Orden y de la Misión que han de realizar; serán millones de personas que formarán parte de la próxima generación -seres espirituales, incorruptibles y de gran poder mental. Todos mantendremos el compromiso de un Eterno Retorno, hasta conseguir que el Destino de la Humanidad cambie.
Ella escuchó con atención y permaneció pensativa unos instantes antes de hablar.
-De acuerdo, lo haré pero antes debo finalizar mi Camino, llegar a Santiago de Compostela y visitar la Catedral, lo necesito.
 
-Lo sé, si me lo permites, te acompaño- a partir de ahora la Orden se encargará de todo. No tenemos tiempo que perder.

***
Ella se despidió de su acompañante que, al verla con aquel hombre, pensó que había hecho una conquista.
***


Catedral de Santiago de Compostela
 
Salió de la Catedral transformada y con la paz impregnada en el aura, que sólo el hombre que la esperaba en la Terraza del Parador de los Reyes Católicos percibió. Para las personas con quienes se cruzó sólo era una mujer coqueta con pamela y gafas de sol de leopardo que paseaba por la Plaza del Obradoiro.
Un turista se enamoró de su imagen y le robó una foto.
Cuando llegó al Parador, se sentó en la mesa de la terraza junto al hombre y pidió un café al camarero.
Una paloma blanca se posó a un metro frente a ella mirándola fijamente, y él y ella comprendieron el mensaje: la Bendición del Espíritu Santo.
Y el gallo -que tendría que haber cantado en la Catedral de Santo Domingo de la Calzada- cantó desde algún lugar; confirmando la concesión de los milagros.
Cuando ella terminó su café, él llamó al camarero, pagó la cuenta y acto seguido se dirigieron hacia el coche que les llevaría hasta el Templo de Nuestra Señora de Eunate…
El Arcano El Mundo les esperaba.



Templo de Nuestra Señora de Eunate
Fin ***

Al igual que el hábito no hace al monje, el Camino no hace al peregrino, es el peregrino quien hace al Camino.
Con mis mejores deseos,
Susan Pfferr

miércoles, 1 de mayo de 2013

"Cuando todo cambió" por Susan Pfferr

"Cuando todo cambió"  por Susan Pfferr

(Banda Sonora) Haz click en este enlace si deseas disfrutar de la melodía que he escuchado mientras escribía este relato.

"En un lejano país, sucedió que llegó una mujer de largos cabellos y mirada tan profunda y misteriosa como el océano al anochecer.
Se desconocía todo de ella; su procedencia, su familia y el origen de la fortuna que le permitía disfrutar de una existencia fastuosa.
El único dato exacto, que los habitantes del lugar citaban con precisión, fue la fecha de su llegada a la ciudad: el 11 de noviembre del año en que todo cambió.
Contaban que surgió de un buque que recorría los mares, surcando los anhelos, sueños, huídas y temores de las personas que viajaban en él.  
Los ciudadanos, testigos de su paso por la escalinata del barco, tendrían grabada en sus pupilas la aparición de esa dama por el resto de sus vidas y, se lo contarían a sus hijos y a sus nietos, y ellos a su vez lo transmitirían generación tras generación hasta convertirla en Leyenda.


miércoles, 6 de marzo de 2013

Haruki Murakami: Del encuentro con Susan Pfferr

La vida en ocasiones se nos presenta surrealista, tanto, que hace que nos planteemos si no seremos personajes, creaciones de un escritor que, divertido, nos enfrenta al absurdo.

Como muestra de surrealismo existencial, el siguiente relato autobiográfico:
(Banda Sonora) Haz clic en Banda Sonora si deseas disfrutar de la melodía que he escuchado mientras escribía este relato. (Chet Baker. Autumn in New York)

“Haruki Murakami: Del encuentro con Susan Pfferr” por Susan Pfferr

“Entre la correspondencia, una nota manuscrita sellada con lacre:

Estimada Sra. Pfferr, le agradecería tuviera a bien pasar por mi domicilio a las 20:00 horas del día de hoy.
Su vecino del 1ºA
Firmado.  村上 春樹


Permanezco atónita ante la cuartilla que alberga un texto formal en exceso y una caligrafía casi ilegible, tanto, que el garabato de su firma parece japonés; amén, de la presunción de su autor, de que podré acudir a una cita con un aviso tan precipitado, que no me sugiere ningún interés, y sin ni siquiera formular el asunto de la reunión.
Decido ignorarla, no sé quién es mi vecino del 1º A; tampoco conozco al resto de vecinos, no suelo cruzarme con ninguno.
En realidad, sólo tengo trato con el vecino de la Petunia, quien ostenta el título nobiliario de Vizconde Castellane de Viane, un elegante caballero con acento francés que viste una decadente capa española y que, todos los días, excepto los lluviosos, sale religiosamente a pasear a su maceta calle abajo, calle arriba, bajo el Sol. Su casa es muy sombría, y a la planta la ausencia de caricias del astro rey le mustia; así me lo explicó un día que coincidimos en el ascensor.
La excentricidad me resultó tan encantadora que inspiró mi más profundo respeto y simpatía.

Un día me lo encontré cabizbajo y lloroso porque se le había muerto la planta y, en tono confidente, me explicó que en ella estaban enterradas las cenizas de su esposa.
Me conmovió tanto que recorrí todas las floristerías de la zona hasta hallar una Petunia hermosa. Cuando se la entregué, me sonrió con el brillo de las lágrimas en sus ojos,  trasplantó la planta a su antigua maceta, la que contenía las cenizas de su amada, y continuó con los paseos, calle abajo, calle arriba, bajo el Sol.

Entro en casa con la intención de darme una ducha, almorzar algo ligero y sentarme a escribir.

Las horas de la tarde se deslizan por mi estudio de forma sosegada y aburrida; es uno de esos días en los que padezco ausencia de inspiración, lo que significa que todo lo que he escrito acabará en la papelera. De pronto, miro el reloj como si mi subconsciente me señalara que es la hora de acudir a la reunión con mi vecino del 1º A, son las ocho y cuarto.
¿De qué querrá hablar? - me cuestiono intrigada- .

Decido bajar, tal vez sea algo importante.

Pulso el timbre.

A los pocos segundos, abre la puerta un hombre de rasgos orientales. ¡¡¡Es japonés!!!
Y yo que pensé, al ver su firma, que tenía una pésima caligrafía.

-Buenas noches, soy Susan Pfferr, he visto su nota en el buzón –titubeo -.


-Entra, por favor. Bienvenida - me interrumpe –. En su rostro una sonrisa amplia y amable.
Me guía hasta un salón de grandes dimensiones. Observo la decoración con discreción, me sorprende una colección de miles de vinilos perfectamente ordenados. Mi anfitrión se mueve de un lado a otro de la estancia, encendiendo incienso, colocando unos libros en una estantería; mientras mantenemos una conversación intrascendente y el tema “Autumn in New York” interpretado por una orquesta de Jazz acompaña nuestras voces.

Le sigo en sus quehaceres con mis mejores pasos de bailarina al son del suave ritmo, con la intención de disimular un deseo irreprimible y espontáneo que me incita a danzar y danzar...

Me complace descubrir la presencia de un gato negro  tumbado en un sofá de terciopelo verde que me mira, desde la placidez que sólo un felino feliz puede mostrar y, acto seguido, cierra los ojos para continuar con su meditación. Entiendo la señal y reprimo el deseo de acercarme a él.

Llama mi atención una gran mesa rectangular de color caoba con cientos de velas multicolores esparcidas por la superficie, que me recuerdan el arcoíris. Adivinando mi interés, mi vecino, me invita a llevarme las que más me gusten. Elijo una de color violeta y él me ofrece una azul, haciendo alusión al color de mis ojos.
Le doy las gracias.
Él sonríe.
Su mirada es franca, amistosa e inteligente.

Me ruega que tome asiento en el sofá junto al gato negro, a quien pide que me haga compañía mientras él prepara el té. El gato, le ignora y sigue con su meditación. 

Regresa, tras unos minutos, con una bandeja, que coloca en una mesa auxiliar, y se sienta en un sillón de cuero situado frente a mí.
Me pregunta si me gusta la Literatura, le respondo que sí, que me encanta leer y que soy escritora.

¡Yo también! –  exclama, con voz animada por la coincidencia- ¡Y me han concedido varios premios literarios entre ellos el “Kafka”! – añade, en un tono con matices de asombro, orgullo y diversión- como si jamás en su vida hubiera esperado tener semejante reconocimiento.
-¡Es genial! Debe sentirse muy orgulloso- pronuncio intentando modular la voz para que no me delate la sorpresa. ¿Cómo le confieso que desconozco su célebre nombre y su obra?
Disimulo. Le pregunto cuándo supo que quería ser escritor;  me responde que mientras asistía a  un partido de béisbol tuvo una revelación y lo supo. Me hace gracia, creo que bromea, pero la expresión de su rostro me indica que habla en serio. ¡Qué extraña manera de descubrir una vocación!
Yo lo sabía desde niña, desde que mi padre inventaba cuentos para mí, pero cuando crecí lo olvidé. Ese fue mi gran error: olvidar lo que sabía.
Al principio –añade- escribía sólo para mí y para algunos amigos; jamás imaginé que llegaría a donde estoy –continúa- mientras me sirve una taza de té.

Tengo ganas de preguntarle su nombre, pero me avergüenza no conocerle. Mi criterio para elegir a un autor es bastante independiente y vivo ajena a las críticas, las modas y las tendencias literarias.
Intuyo que ha advertido que no sé quién es, y creo que le divierte, supongo que porque la fama le roba el anonimato que desea y yo debo ser la única persona del mundo que no le conoce. Como adivinando mis pensamientos, me confiesa que no le gusta conceder entrevistas,  por dos motivos: el primero porque le impide pasar desapercibido cuando sale a la calle; y el segundo, porque está cansado de hablar con la gente pues, antes de dedicarse a escribir, regentaba un bar de Jazz y tenía que  conversar con los clientes. A pesar de todo, ama su trabajo y lo que más le gusta  es que le permite bucear en su interior, explorarse y para ello es necesario el silencio y la soledad; todo lo contrario a su vida anterior.

Interesante –pienso- no le gustará conceder entrevistas, pero lo cierto es que no ha parado de hablar desde que llegué y, sin embargo, aún no sé el motivo de mi presencia en su casa. No seas irónica - me recrimino- no todos los días sucede que se recibe la invitación de un célebre escritor,  aunque en lo que respecta a mi universo personal fuera anónimo.
De pronto, siento un sopor que me impide mantener los ojos abiertos, todo se desfigura a mi alrededor, se desvanece, el escritor japonés desaparece, y yo también.

Me despierto con la sensación que dejan esos sueños que, de puro hiperrealistas, resultan ser excesivamente surrealistas, por aquello de que los extremos se tocan.

¡He soñado con un escritor japonés que ha ganado el Premio Franz Kafka! Pienso divertida.
Introduzco en el buscador de Internet: Escritor japonés + Premio Kafka

Resultado de la búsqueda: Haruki Murakami.
Busco una foto suya. Alucinada compruebo que ¡es el mismo hombre del sueño!



Haruki Murakami


¡Murakami se me ha presentado en un sueño!
Leo los títulos de sus obras; reconozco la portada de 1Q84; lo había visto en muchas librerías, pero nunca lo compré.
Decido leer un libro suyo, se lo debo, por haberse aparecido en un sueño, superando el surrealismo propio de los sueños…
Y pienso: voy a leer un libro a partir de conocer a su autor en un sueño. 

Una extravagante idea brilla en mi mente: Los escritores asomándose en los sueños de potenciales lectores; eso, Sr. Murakami, yo lo denominaría un prodigio de “Marketing Astral Avanzado”; ha conseguido suscitar mi interés lector a partir de una invitación onírica pero usted es un célebre autor, su nombre figura entre los candidatos al Premio Nobel de Literatura y, con todos los respetos, Sr. Murakami, no lo necesita…”
___________________

Durante la noche, mientras el cuerpo y la mente consciente descansan, el subconsciente despierta y actúa a través del cuerpo Astral, fija encuentros, toma decisiones, y nuestra Alma recibe instrucciones y se comunica con otras Almas.
El mundo nunca duerme, jamás descansa, es sólo un espejismo, un engaño de Morfeo; porque cuando dormimos estamos más despiertos que nunca…

Audio-Relato narrado por Susan Pfferr: 


Con mis mejores deseos,
Susan Pfferr

Follow by Email

Susan Pfferr Facebook

Sígueme en Twitter y Facebook

Sígueme en Twitter y Facebook
Susan Pfferr

CITAS

"Amar a alguien es decirle: tú no morirás jamás" Gabriel Marcel

Amor Vincit Omnia

"Detrás de una gran persona, existe un Hacedor de Sueños" Susan Pfferr

"La Vida es la Oportunidad de hacer realidad una Utopía: la tuya" Susan Pfferr

"Todos los gatos, absolutamente todos los gatos, son una obra de Arte" Susan Pfferr

"Gatos y Arte son sinónimos" Susan Pfferr

"El Escritor da vida a los libros, pero son los Lectores quienes los inmortalizan" Susan Pfferr

"El Ballet es el Arte más generoso que existe: esfuerzo inmenso, belleza y elegancia evaporadas en un instante" Susan Pfferr

"La Danza es la Alquimia que transforma el cuerpo del bailarín en Música" Susan Pfferr

"La Literatura es la Danza de las Palabras" Susan Pfferr